Un lugar de encuentro para los fanáticos de las hamburguesas...

La hamburguesa. Ese pequeño pedazo de pecado carnal, cúspide de la gastronomía estadounidense, súmmum de la guarrindongada más selecta. Una de nuestras debilidades, a la que le permitimos pringarnos los dedos y desmoronarse a cada bocado, nos congrega cada mes en una jugosa iniciativa abierta a todos que recorre variopintos locales en busca de la burger perfecta. ¿No la conoces aún?   God save the burger Las hamburguesa, nacida de los placeres gastronómicos más bajos, básicos y rápidos, se ha convertido en todo un icono. A veces para bien, a veces para mal; la burger encarna el sueño americano en sí mismo, la posibilidad de ser el plato estrella tanto en el garito del barrio como en el salón principal de un gran restaurante.   Ella siempre va bien. Acompañada o no, siempre da el callo. Lo mismo para cenar que para desayunar, los restaurantes de comida rápida la sirven tanto para calmar la hambruna después de una noche de fiesta como para aperitivo antes de una sesión de cine con sus palomitas incluidas. Y da igual si eres carnívoro confeso o estricto vegetariano… hay una para ti. Con lechuga o pepinillo, tomate o cebolla, huevo o bacon, ketchup o mayonesa… o con todo eso y más, hay una para ti. Nosotros, que somos de jamarla a mediodía, con...